Se fuerte

8

Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. Josué 1:6.

Durante muchos meses me he sentido perturbada al ver cómo algunos de nuestros hombres sensatos, a quienes Dios ha usado en su causa, se han sentido perplejos a causa de los argumentos científicos de los instrumentos satánicos [las teorías panteístas del Dr. J. H. Kellogg]. No sabía qué hacer. Mientras meditaba en estas cosas el sábado por la noche, hace una semana, tuve una visión en la que me vi hablando delante de una gran congregación que se estaba planteando muchas preguntas acerca de mi obra y escritos.

Un mensajero del Cielo me instruyó en el sentido de que no debía sentir la responsabilidad de eliminar los pensamientos y las dudas que Satanás estaba colocando en las mentes. Se me ordenó: “Permanece como la mensajera de Dios en todas partes, en todo lugar y presenta el testimonio que te he dado. Si el Espíritu Santo no es recibido sino rechazado, todas tus palabras serán como fábulas vanas. Sé libre. Presenta los testimonios que el Señor Jesús te ha encargado llevar para reprobar, para reprender, para la obra de animar y elevar el alma; ‘enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo’”. Mateo 28:20.

Cuando desperté de la visión, me encontré orando con gran fervor y ahínco, y no pude dejar de orar. Mi alma se había fortalecido con las palabras que habían sido dichas: “Sé fuerte, sí, sé fuerte. No permitas que ninguna de las palabras seductoras de pastores o médicos angustien tu mente. Diles que acepten la luz que se les ha dado en las publicaciones. La verdad siempre llevará a la victoria. Avanza en línea recta. No temas la incredulidad de nadie como punto de partida para tratar de convencerlo…

“Si las convincentes representaciones e impresiones del Espíritu Santo, evidenciadas durante el último medio siglo, no son aceptadas como evidencias dignas de confianza, ninguna cosa posterior los convencerá, debido a que el engaño embrujador de Satanás ha pervertido su discernimiento…

“Avanza. Ten buen ánimo. Si en lugar de los malos espíritus que trabajan solapadamente, el Espíritu de Dios es recibido en la mente y en el corazón, todos los que han estado trabajando contra Dios llegarán a estar en una relación correcta con El. Debe hacerse una gran obra para convencer a las almas. En ningún caso debe modificarse el mensaje que hemos recibido. Como se anticipó en las Escrituras, habrá espíritus seductores y doctrinas de demonios en medio de la iglesia, y estas malas influencias aumentarán. Pero mantén tu confianza firme hasta el fin…”

Los peligros de los últimos días están delante de nosotros. No dediquen tiempo precioso para tratar de convencer a los que están decididos a cambiar la verdad de Dios en mentira.—Manuscrito 61a, del 3 de junio de 1906, “Los juicios de Dios sobre las ciudades”.

www.RemanenteAdventista.com

Comentarios

Comentarios

También podría gustarte Más del autor

Deja un comentario