La Cultura y los Himnos Cristianos: ¿Usó Martín Lutero canciones de bares en sus himnos?

67

La Cultura y los Himnos Cristianos:

¿Usó Martín Lutero canciones de bares en sus himnos?

Desde pequeño siempre escuché la idea que enseña, que Martin Lutero adoptó música de cantinas o bares en algunos Himnos que compuso para darle mayor empuje a la obra de Reforma que iniciaba cerca del año 1500.

¿QUIÉN ERA MARTÍN LUTERO?

“Martín Lutero (10 de noviembre de 1483 – 18 de febrero de 1546), nacido en Eisleben, Sacro Imperio (actual Alemania) como Martin Luder,1 después cambiado a Martin Luther, como es conocido en alemán, fue un teólogo, fraile católico agustino y reformador religioso alemán, en cuyas enseñanzas se inspiró la Reforma Protestante.” [Atkinson, James. Lutero y el nacimiento del protestantismo. Madrid: Alianza Editorial, 1980.]

Elena G de White al describir a Lutero lo hace con las siguientes palabras: “El más distinguido de todos los que fueron llamados a guiar a la iglesia de las tinieblas del papado a la luz de una fe más pura, fue Martín Lutero. Celoso, ardiente y abnegado, sin más temor que el temor de Dios y sin reconocer otro fundamento de la fe religiosa que el de las Santas Escrituras, fue Lutero el hombre de su época. Por su medio realizó Dios una gran obra para reformar a la iglesia e iluminar al mundo.” Conflicto de los Siglos p. 129.

¿CUAL ERA SU PREPARACIÓN ACADÉMICA Y ESPIRITUAL?

Lutero recibió el grado de bachiller en 1502 y una maestría en 1505, como el segundo de 17 candidatos. Siguiendo los deseos de su padre, se inscribió en la Facultad de Derecho de esta universidad. Pero todo cambió durante una tormenta eléctrica en 1505.

En 1507 Lutero fue ordenado sacerdote, y en 1508 comenzó a enseñar Teología en la Universidad de Wittenberg. Lutero recibió su grado de bachiller en Estudios Bíblicos el 9 de marzo de 1508.

El 21 de octubre de 1512 fue “recibido en el Senado de la Facultad de Teología”, dándole el título de Doctor en Biblia. En 1515 fue nombrado vicario de su orden, quedando bajo su cargo once monasterios. Durante esta época estudió el griego y el hebreo para profundizar en el significado y los matices de las palabras utilizadas en las Escrituras, conocimientos que luego utilizaría para la traducción de la Biblia judía.

Elena de White dice: “Después de su regreso de Roma, recibió Lutero en la universidad de Wittenberg el grado de doctor en teología. Tenía pues mayor libertad que antes para consagrarse a las Santas Escrituras, que tanto amaba. Había formulado el voto solemne de estudiar cuidadosamente y de predicar con toda fidelidad y por toda la vida la Palabra de Dios, y no los dichos ni las doctrinas de los papas. Ya no sería en lo sucesivo un mero monje, o profesor, sino el heraldo autorizado de la Biblia. Había sido llamado como pastor para apacentar el rebaño de Dios que estaba hambriento y sediento de la verdad. Declaraba firmemente que los cristianos no debieran admitir más doctrinas que las que tuviesen apoyo en la autoridad de las Sagradas Escrituras.” Conflicto de los Siglos p. 135.

Martin Lutero era un hombre preparado académicamente y espiritualmente, y que no desperdicio su tiempo, conocía bien la biblia, conocía los lenguajes originales en que la misma fue escrita, permitiendo profundizar aún más en sus conocimientos. Es lógico que Dios usara a un hombre como este, tan sincero y preparado para poder enfrentar a un imperio que por tantos años engañó y asesinó a tantas personas.

¿MARTÍN LUTERO TENÍA CONOCIMIENTOS MUSICALES?

En 1501, a los 18 años, Lutero ingresó en la Universidad de Erfurt, donde tocaba el laúd y recibió el apodo de “El filósofo.”

El laúd (del árabe العود al-`ūd) es un instrumento de cuerda pulsada, cuyo origen se remonta a la Edad Media y cuya introducción en Europa se dio por medio de la España islámica (Al-Ándalus).

Muy pocas personas conocen el hecho de que Lutero que era un buen músico, además buscó la asesoría de algunos amigos que dominaban el tema de la música en su tiempo, para lograr impulsar con mayor poder la doctrina de la Justificación por la Fe y lograr hacer el culto más familiar para aquellos que vivían en su época y que habían sido prácticamente excluidos por la Iglesia Católica, y habían sido subordinadas a meros espectadores.

Para la organización del nuevo repertorio, Lutero llamó a sus amigos:

JOHANN WALTHER (1494-1570), nacido en Turingia; se desempeñó como músico del Duque de Sajonia; fue organista y compositor. Varias de sus canciones fueron compuestas sobre letras de Lutero. Es el autor de la primera Pasión en Lengua alemana (1530); KONRAD RUPFF, quien se desempeñaba como maestro de capilla de Federico II El Sabio (1482-1556); LUDWIG SENFL (c.1490-1555), compositor suizo establecido en Alemania (Munich); fue discípulo de Heinrich Isaac en Viena y luego su sucesor como maestro de capilla de Maximiliano I, puesto que ocupó hasta la muerte del emperador en 1519. ARNOLD VON BRUCK, quien era primer Maestro de Capilla del Emperador y Deán de la Abadía de Laibach. [M. Luther, An den christlichen Adel deutscher Nation: Von der Freiheit eines Christenmenschen (1520).]

¿CONOCÍA LUTERO EL PODER DE LA MÚSICA PARA EL BIEN Y EL MAL?

Lutero conocía el poder que tenía la música como medio educativo para hacer correr la Reforma por el Imperio Romano, y no perdió la oportunidad de utilizar este poderoso medio en esta magnífica y emprendedora obra.

Pero el, no solo conocía que la música tenía un tremendo poder educativo que lograba grabar la información en la mente de la gente, también conocía el poder que tiene la música para el bien y el mal.

En una ocasión Martin Lutero dijo: “En la tierra nada se presta tanto para alegrar al melancólico, para entristecer al alegre, para infundir coraje a los que desesperan, para enorgullecer al humilde y debilitar la envidia y el odio, como la Música.”

Lutero que dedicaba cada momento libre a la meditación bíblica y oración, compartió estas palabras con sus estudiantes: “Aparte de la teología, la música es el único arte capaz de proporcionar paz y gozo de corazón… Mi corazón, que se llena a rebosar, a menudo ha sido consolado y refrescado por la música cuando enfermo y estoy cansado”.

En otra oportunidad Martin Lutero usó esta expresión: “la música da vida a las palabras”.

PRIMERAS CONCLUSIONES:

1. Martin Lutero fue un hombre muy sincero y consagrado a Dios. Celoso, ardiente y abnegado, sin más temor que el temor de Dios y sin reconocer otro fundamento de la fe religiosa que el de las Santas Escrituras.
2. Académicamente muy bien preparado y conocedor de la Biblia y los lenguajes bíblicos.
3. Era un buen músico, que conocía el poder de la música y se apoyó en músicos que le acompañaron en la reforma protestante.

¿USÓ MARTÍN LUTERO CANCIONES DE TABERNAS O DE BARES PARA SUS HIMNOS?

Hoy día muchos afirman que Lutero al escribir “Castillo fuerte es nuestro Dios” usó música de bares o tabernas para darle mayor expresión musical y lograr penetrar dentro del pueblo. Movimientos actuales contemporáneos usan estas ideas para tratar de justificar el uso de música secular dentro de cultos religiosos, y para dar paso al Rock And Roll y estilos musicales modernos, simplemente haciendo cambios en la letra.

Pero la verdad es que Lutero no usó canciones de cantina para “Castillo Fuerte es nuestro Dios” ni para
ningún otro himno que él escribió.

COMPARANDO LA MÚSICA DE LUTERO CON LA MÚSICA CONTEMPORANEA

Originalmente la Música que se cantaba en las Catedrales Católicas era música “Monodia Homófonica”. Para que sea más fácil de entender debemos descomprimir los conceptos.

Monodia: Es la más simple de las texturas. Consiste en una sola línea melódica, sin armonía ni acompañamiento. Cuando estamos cantando bajo la ducha, cuando en un coro cantan todos la misma melodía, en el mismo tono (unísono), o cuando todos tocamos en clase con la flauta la misma canción, todos éstos son ejemplos de monodía o monofonía.

La música litúrgica que se cantaba en las catedrales y monasterios, conocida como gregoriano, era monódica. Los instrumentos estuvieron prohibidos en los templos durante mucho tiempo, pues lo que importaba era el texto de la música y su alabanza a Dios

En la textura Homofónica participan varias voces o instrumentos, como en la polifonía, pero a diferencia de ésta, las voces no son independientes, sino que se relacionan y avanzan de manera compacta, a un ritmo semejante, manteniendo relaciones verticales en la partitura y formando acordes

En pocas palabras la música no contenía ni ritmo, ni métrica. Métrica se puede entender como los pulsos que hoy contiene el compás, 2 pulsos, 3 pulsos, 4 pulsos, etc. En realidad Lutero lo que quería era lograr la participación de todos los presentes y no solo de aquellos que dirigían el culto o misa desde el púlpito. Para empeorar la situación de la música en esta época, la letra estaba escrita en latín.

Con la entrada del Renacimiento las gentes estaban acostumbradas a escuchar música que se medía métricamente y con una letra más poética. Lo que buscó finalmente Martin Lutero fue lograr hacer la música matemáticamente y poéticamente más digerible para el pueblo. No había nada nuevo en esto, pues Lutero vino a la mitad del renacimiento. Él escribió libremente devocionales compuestos que rimaban y cabían dentro de compases medidos métricamente.

También Lutero tomó partes de las Escrituras y les aplicó la forma métrica poética. “Castillo Fuerte” es un salmo medido métricamente del Salmo 46.

Lutero hizo treinta y siete himnos corales y quince de ellos eran su propia música. Trece vinieron de himnos en latín de la música del servicio en latín. Cuatro eran derivados de canciones folklóricas religiosas de Alemania, y dos eran canciones de los peregrinos de Inglaterra. Hay dos de origen desconocido y una de una canción folklórica secular. La melodía secular fue más tarde cambiada por Lutero por su asociación con el mundo. Ninguna canción de estas fue tomada de canciones de la taberna o bares. Martin Lutero fue muy cuidadoso del lenguaje usado. Él insistió que las líricas fueran entendibles para la gente común. Evitó el lenguaje usado por los nobles.

¿LUTERO USÓ MÚSICA DE BAR O TABERNA?

¿De dónde viene el concepto tan repetido por músicos y predicadores, y tan equivocado, que indica que Lutero usó música de bares, para acompañar la letra sagrada de sus composiciones musicales?

La música que se utiliza para una Bar tiene este orden o patrón musical: AAB, Comienza con una frase musical A (Estrofa), se repite la misma frase A (Estrofa), y luego va a otra idea musical B (Coro o Estribillo), A FRASE, A FRASE, B CORO o ESTRIBILLO. Fue nombrada después la forma de poesía medieval conocida como “Bar” en alemán. Era la forma estándar y puede que haya sido usada también en las canciones de la cantina en el tiempo de Lutero. El himno nacional de los Estados Unidos de América fue un poema puesto a una canción de copas, popular inglesa y también está en la “forma bar” AAB.

El uso de la forma bar (AAB) muestra que Lutero quería hacer música para la iglesia en un lenguaje vernáculo o sencillo y digerible y que fuera fácil de cantar por la congregación. Pero de ninguna manera demuestra que él robó las canciones de los bares para la música de la iglesia, decir esto en su total sentido sería un golpe de estado duro contra Martin Lutero, un hombre que amó y temió a DIOS y guardó su palabra.

En la escritura se compara la actitud opuesta de los verdaderos adoradores con los pecadores y bebedores: Salmos 69:12 Hablaban contra mí los que se sentaban a la puerta, Y me zaherían en sus canciones los bebedores. 13 Pero yo a ti oraba, oh Jehová, al tiempo de tu buena voluntad; Oh Dios, por la abundancia de tu misericordia, Por la verdad de tu salvación, escúchame.

En un bar, taberna o discoteca la música se usa con fines de entretenimiento y diversión opuestos a las enseñanzas de la biblia, en esta música reinan principios como: La sensualidad, el desorden, la utilización de ritmos y acordes que crean excitación en la mente, el fin no es adorar, no es ser edificados, el fin es olvidarse de las penas, ser entretenido, etc. Es ilógico pensar que un Reformador como Lutero adoptaría estos principios a la música religiosa de su época, para llamar la atención de las gentes o grabar su mensaje solemne de justificación por la Fe.

Elena de White condenó algunas reuniones en su época, en lugares semejantes a los bares o teatros por presentar estas mismas características: “Pero ha habido una clase de reuniones sociales en Battle Creek de un carácter enteramente distinto, partidas de placer que han sido una desgracia para nuestras instituciones y para la iglesia. Estimulan el orgullo en el vestir, el orgullo de la apariencia, la complacencia propia, la hilaridad, y la frivolidad. Satanás es recibido como un huésped honrado, y él toma posesión de los que patrocinan estas asambleas.” Testimonios para los Ministros p. 80.

El apóstol Pablo escribió: 1 Corintios 14:26 ¿Qué hay, pues, hermanos? Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación. Hágase todo para edificación. Totalmente lo puesto a lo que se hace en un bar.

¿SI LUTERO ESTUVIERA VIVO HOY QUE MÚSICA USARÍA?

Él hubiera usado un patrón de música que pudiera adaptarse al canto congregacional pero que fuera familiar para la gente. Con letra que impulsara la verdad presente para este tiempo, con arreglos que glorificaran a Dios y no al hombre, música 100% digerible, sencilla, hermosa y sin usar los principios ofensivos y delicados de la música secular.

Antes de responder la siguiente pregunta, le pido que por favor lea muy bien mi respuesta y no la mal interprete, si es necesario léala varias veces:

1. ¿Martin Lutero hubiera usado el patrón de estrofa, estribillo, estrofa, interludio, puente, estribillo, usado en el Rock and Roll? Mi respuesta: Personalmente no veo razón porque él no lo hubiera usado. Eso es lo que la gente entiende y con lo que puede cantar fácilmente hoy día. Querido hermano, con esto NO estoy recomendando el Rock en ninguna de sus formas. El problema de la música contemporánea no radica en su forma o patrón como tal, (estrofa, estribillo, estrofa, interludio, puente, estribillo) en realidad NO, el problema de la música contemporánea es que usa principios o expresiones musicales propias para Bares y Discotecas como la sensualidad, ritmos a contratiempos y con sincopas que dominan toda la canción, generando aletargamiento o exagerada excitación, sonidos estridentes, distorsionados, desnaturalizados, acordes de séptimas, novenas, tritonos, de forma dominante, etc. El peligro en si no radica en su orden o patrón musical sino en la distorsión de los principios musicales y en el fin que persigue, “Excitación, aletargamiento y Confusión.” Quizás aquí está la clave para entender lo que hizo Lutero, y así evitar que se distorsione y mal utilice la información.

“Simplemente Martin Lutero utilizó formas o patrones musicales muy comunes para la gente de su época con letras sencillas y bíblicas, claro está, sin violar los principios bíblicos que tanto amó y respetó, y sin mezclar su música con los principios de expresión tan pervertidos y que eran muy utilizados en las tabernas.”

Hoy día podemos ver en algunos de nuestros himnos del nuevo y del antiguo himnario formas o patrones musicales semejantes a la del Rock, note que dije “formas o patrones musicales y no principios o expresiones musicales”, y esto en nada es condenable, pues no violan principios bíblicos, ni generan confusión en la mente “porque no usan los principios o expresiones musicales del Rock y sus derivados, que rayan en el sexo, basados en el bit repetitivo de la percusión y el bajo, sonidos estridentes, y en armonías complejas de forma dominante que excitan la mente.”

2. ¿Lutero hubiera usado batería, guitarras eléctricas distorsionadas y bajos estridentes? Usted debe recordar que Lutero quería evitar cualquier identificación con el mundo o con el frío formalismo. Todos los que miran televisión, o escuchan música del mundo están acostumbrados y relacionados con baterías, con guitarras eléctricas distorsionadas y bajos estridentes. El oído moderno (especialmente de los jóvenes) es capaz de identificar lo que ellos consideran del mundo o no. Estoy seguro que Lutero utilizaría instrumentos musicales sencillos, comunes y a la vez actuales, con el fin de crear un ambiente en el culto diferente al mundo informal y corrupto, pero que al mismo tiempo rompiera la monotonía religiosa y así atraer a sus seguidores a la gracia de Dios, a la participación colectiva, usando la Biblia como su principal arma, y la música como un medio de adoración y educación, y no de entretenimiento como hoy día es habitual en muchas reuniones religiosas.

Elena G. de White escribió: “Lutero advirtió que era peligroso ensalzar las doctrinas de los hombres en lugar de la Palabra de Dios. Atacó resueltamente la incredulidad especulativa de los escolásticos y combatió la filosofía y la teología que por tanto tiempo ejercieran su influencia dominadora sobre el pueblo. Denunció el estudio de aquellas disciplinas no sólo como inútil sino como pernicioso, y trató de apartar la mente de sus oyentes de los sofismas de los filósofos y de los teólogos y de hacer que se fijasen más bien en las eternas verdades expuestas por los profetas y los apóstoles.” Conflicto de los Siglos p. 135.

No podemos aceptar falsas premisas que quieran de alguna forma disfrazar la entrada de música con principios netamente seculares en nuestros cultos, donde Dios únicamente merece la honra y la gloria. Decir que Lutero usó esto o aquello sin dar una explicación clara es peligroso y distorsiona la verdad.

Terminaré con uno de los dichos preferidos de este maestro y gran reformador llamado Martin Lutero.

“Usted no es solamente responsable de lo que dice, sino también de lo que no dice.”

Feliz Sábado y Dios te bendiga.

Oliver Coronado.

Comentarios

Comentarios

También podría gustarte Más del autor

Deja un comentario