La Marca de Caín

31

En Genesis capítulo 4 encontramos la historia de dos hermanos, ambos eran adoradores de Dios, la diferencia era que Abel adoraba a Dios de cuerdo como Dios lo había mandado, mientras que Caín adoraba a Dios de acuerdo a como el le placía.

Esta guerra entre estos dos hermanos es un tipo y símbolo de la guerra entre dos clases de cristianos, los que hacen la voluntad de Dios y los que hacen lo que ellos les place hacer.

Caín y Abel representan dos clases de personas: los justos y los impíos, los creyentes y los incrédulos, que debían existir desde la caída del hombre hasta la segunda venida de Cristo. Caín, que mató a su hermano Abel, representa a los impíos que tendrían envidia de los justos y los odiarían porque serían mejores que ellos. Sentirían celos de los justos y los perseguirían y matarían porque sus buenas obras condenarían su conducta pecaminosa. – {HR 56.2}

2 Os expulsarán de las sinagogas; y aun viene la hora cuando cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios.
3 Y harán esto porque no conocen al Padre ni a mí.(Jn.16:2-3).

El libro de Apocalipsis nos dice que, en los últimos días, nuevamente habrá una batalla entre los cristianos sobre cómo y cuándo adorar. Pronto cada uno será identificado, ya sea por el sello de Dios, o por la marca de la bestia.

El conflicto final tendrá que ver con la adoración, los que adoran a la bestia, y los que adoran al creador.

4 y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?(Ap.13:4).

15 Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.(ver.15).

7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.(Ap.14:7).

Solo hay un mandamiento de la ley de Dios que tiene que ver con la adoración. Y el el sábado.

11 Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.(Ex.20:11).

Exodo 31:13 En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico.

Dios claramente declara que él dio el sábado como una señal de su poder para crear y santificar. Es su sello o marca de autoridad. Las palabras “sello”, “señal” y “marca” se usan en forma intercambiable a través de la Biblia (compare Génesis 17:11 con Romanos 4:11, y Apocalipsis 7:3 con Ezequiel 9:4).

Hechos 5:29 . Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres. Al elegir obedecer las leyes del papado (Domingo) en vez que la ley de Dios (Sábado) será usted sellado con la marca de la bestia.

Romanos 6:16 ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?

12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.(Ap.14:12).

Tener la marca de Caín es obedecer los mandamientos de la bestia.

“La Iglesia Católica por más de mil años antes de la existencia de un protestante, por virtud de su misión divina, cambió el día de Sábado a Domingo.” (The Catholic Mirror, septiembre de 1893, citado en ¿Que Hay Detrás del Nuevo Orden Mundial, IBE, Inc [Dept. P, PO Box 352, Jemison, AL 35085-0352, USA], p. 49).

“Por supuesto que la Iglesia Católica presume que el cambio fue su acto…Y que el acto es la marca de su autoridad eclesiástica en cosas religiosas.” (H.F. Thomas, Cancellor of Cardenal Gibbons, citado en Ibíd.).

Aquí la misma Iglesia Católica admite que ellos cambiaron la observancia del sábado por el domingo, el primer día de la semana, y que ésto es su marca de autoridad en asuntos religiosos.

La marca de la bestia es el día de descanso papal.—El Evangelismo, 174 (1899). – {EUD 189.6}

Hecho por Rafael Diaz

Comentarios

Comentarios

También podría gustarte Más del autor

Deja un comentario