MÁS COMPARACIONES: “La Alimentación y la Música…” | Oliver Coronado

20

MÁS COMPARACIONES: “La Alimentación y la Música…”


 Génesis 2: 16 “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.”

Dos opciones. Dios no dejó dudas referente a lo bueno y lo malo. ¿Qué pasaría si DIOS no hubiese dejado en claro que es lo que Adán y Eva podían comer y no comer? Es obvia nuestra respuesta. Adán y Eva hubiesen quedado expuestos, sin advertencia al pecado.

En mis presentaciones, cuando hablo de música, me es necesario presentar ambas opciones. No sería justo ni balanceado, obviar la parte buena, y mucho menos la parte mala.

Una vez advertidos Adán y Eva, pudieron decidir que escoger. Dios siempre nos da libertad para escoger. ¿Crees que en la música DIOS se mantiene en silencio? ¿Le importa a DIOS la música que elegimos escuchar? ¿La Biblia y el Espíritu de Profecía, ofrecen consejos para escoger correctamente? Claro que si.

Al igual que en los alimentos, DIOS dejó bien claro que es lo bueno para el hombre y que es aquello que lo perjudica. Tenemos recomendaciones muy claras. Estas recomendaciones nos ofrecen una vida más sana y una conexión mas pura con DIOS. Al mismo tiempo estas recomendaciones nos advierten cual será el resultado de nuestra imprudencia y malas acciones.

COMPARACIONES: Música vs Alimentación.

– La Buena Alimentación nos conecta con DIOS, la música igual.
– La Mala Alimentación nos desconecta de DIOS, la música igual.

– Nuestra dieta es como la de los NØ creyentes. (sin generalizar)
– Nuestra música también tiene esta tendencia. (sin generalizar)

– Al leer los consejos bíblicos sobre buena alimentación preguntamos ¿Y ahora qué comemos?
– Al leer los consejos bíblicos sobre buena música preguntamos ¿Y ahora qué oiremos?

– La comida chatarra la consigues en todos lados.
– La música chatarra igual.

– La buena alimentación amerita sacrificio y perseverancia.
– La buena música también.

– No hay que ir al cielo para saber que se come en el cielo.
– No hay que ir al cielo para saber que música se usa en el cielo.

– La buena alimentación es sencilla, sana y nutritiva.
– La buena música es sencilla, inspiradora y edificante.

– La mala alimentación está muy sazonada, llena de colesterol y es dañina.
– La música incorrecta es estridente, sensual y es prejudicial.

La tendencia moderna del púlpito justamente es obviar las advertencias. Eso es peligroso, sería como solo hablar de aquello que es bueno para comer, sin advertir aquello que es perjudicial. Dios nos ayude a entender la necesidad de presentar las dos caras de la moneda “La buena y la mala…”

Dios te bendiga.

Fuente: Oliver Coronado

Comentarios

Comentarios

También podría gustarte Más del autor

Deja un comentario