¿Pedro, mata y come?

53

PEDRO MATA Y COME

En libro de Hechos encontramos una visión que vio Pedro, trata sobre un lienzo que descendía del cielo con toda clase de cuadrúpedos y reptiles (Hechos 10:9-17).

Está visión ha sido usada por muchos Cristianos para asegurar que Dios por medio de esta visión está eliminando la distinción entre comidas limpias e inmundas.

Un estudio superficial del texto podríamos llegar a esa conclusión, pero el contexto de dicha visión no trata de comidas limpias e inmundas.

La visión solo era una representación vivida simbólica para enseñarle un verdad espiritual a Pedro. Nótese que en el lienzo tanto los animales limpios e impuros están en el mismo lienzo y no debía existir distinción alguna (Hechos 10:12)

Entre los judios habían términos peyorativos para los gentiles, se les llamaba perros, cerdos, inmundos y paganos. Pedro aún no había comprendido que en Cristo no hay judio ni griego y que todos son uno en Cristo (Gálatas 3:28-29), para los judios un gentil no era digno de la salvación, ellos se creían ser únicos hijos de Abraham (Juan 8:39), y herederos de las promesas hechas a Abraham.

Este concepto lo crearon por una mala interpretación de la palabra simiente (Genesis 22:18;26:4), ellos creían que la simiente de Abrahan era Israel, más de cuatro mil años se enseño ese por los rabinos y líderes religiosos, cuando en realidad la simiente de Abraham era Cristo (Gálatas 3:16), y todos los que se unen a Cristo también son simiente de Abraham (Gálatas 3:29), en otras palabras ser simiente de Abraham no es por pertenecer a una nación, o por tener sangre de Abraham en las venas, es por unirse a Cristo que es la verdadera simiente de Abraham (Romanos 2:28-29).

Está verdad aún no la comprendía Pedro, y es evidente que Pedro no lo aprendió plenamente ni aun después de esta visión, pues más tarde en Antioquía procedió hipócritamente, y Pablo tuvo que reprenderlo delate de todos (Gálatas 2:9-14).

Más adelante notamos que aparece Cornelio, un centurión romano que era temeroso de Dios, al encontrarse Pedro con el comprendió perfectamente el significado de la visión, y dijo:

“Y les dijo: Vosotros sabéis cuán abominable es para un varón judío juntarse o acercarse a un extranjero; pero a mí me ha mostrado Dios que a ningún hombre llame común o inmundo;” ‭‭Hechos‬ ‭10:28‬ ‭RVR1960‬‬

Las palabras de Jesus “no llames inundó a lo que Dios limpio” (Hechos 10:15), se refería a Cornelio, Cornelio no era un hombre inmundo, porque había sido lavado y emblanquecido en la sangre de Cristo (1Corintios 6:11; Efesios 5:5).

La visión trataba de no hacer distinción entre judíos y gentiles, nada que ver con comida, el evangelio debía de predicarse a todas las naciones (Marcos 16:15; Hechos 1:8; Mateo 28:19), por lo tanto en Cristo esta pared de separación se termina (Efesios 2:11-19).

La Biblia es clara, solo es de leer el contexto, porque un texto sin su contexto es un pretexto.

Autor Rafael Díaz

Comentarios

Comentarios

También podría gustarte Más del autor

Deja un comentario