PRINCIPIOS UNIVERSALES: EL VESTIDO Y LA MÚSICA | Oliver Coronado

48

PRINCIPIOS UNIVERSALES: EL VESTIDO Y LA MÚSICA.


 1 de Timoteo 2: 9 “Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, 10 sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad.”

No solo la música de Dios es regida por los principios universales del cielo, también el vestido y nuestro atavío externo comparte los mismos principios y características.

El Apóstol Pablo lo tenía claro:

1. “Decoro” (honor, respeto, decencia). Esta característica debe ser algo singular en el cristiano, al hablar del vestir. ¿Y la música? Por lógica, el decoro también se extiende a la música que debemos usar en la iglesia, en la casa, en el trabajo.

2. “Pudor” (modestia, recato, honestidad). El pudor es otro ingrediente esencial en el vestir del cristiano. Lo contrario sería, la sensualidad (sexi) algo que está muy de moda. En la música es igual, el decoro mantiene el respeto (hacia Dios y el hombre) en el lugar indicado.

3. “Modestia” (humildad, falta de vanidad, no ostentación de los propios méritos). Aunque Pablo usa esta característica para el VESTIDO, queda como anillo al dedo en la música. Este es un Principio UNIVERSAL en los hijos de Dios. Tristemente el hombre, golpeado por el pecado lucha por mantener su YO dominado.

4. “No con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos” (Que se muestra de forma clara para que se haga visible a los demás). Un problema en el vestir, es que a veces queremos demostrar o mostrar lo que tenemos. La marca, el modelo, los detalles, el valor, con el único fin de llamar la atención a nosotros mismos. ¿Y en la música? Como músico que fui en el mundo, les puedo decir que “a todo músico le encanta exhibirse…” A nivel de iglesia, la situación es compleja. Aunque no queremos hacerlo, nos cuesta y es uno de los mayores problemas que afrontamos.

5. “Sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad.” Las buenas obras y la piedad son el resultado de una verdadera conversión. Pablo dice: no basta con vestir santamente, piadosamente, NO… además debemos vivir en todos los sentidos el Cristianismo. Muchos cantan en iglesias, en escenarios, en teatros música para la gloria de DIOS, eso es realmente maravilloso. Pero, pocos cantamos en hospitales, en cárceles, y en lugares donde simplemente hay gente que necesita la música como una medicina espiritual contra el desaliento. Esto es para meditar.

Termino diciéndoles. Queridos, los principios de DIOS son UNIVERSALES. No solo los tiene la música, también el vestido, la alimentación, nuestros estilo de vida… TODO. Dios nos ayude a abrazarlos y vivirlos.

Bendiciones.

Fuente: Oliver Coronado

Comentarios

Comentarios

También podría gustarte Más del autor

Deja un comentario