¿Qué tiene que ver Moisés y Elías con la segunda venida de cristo?

102

1 Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto;
2 y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz.
3 Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con él.(Mt.17:1-3 RV 1960)

Transfigurar Gr. metamorfóo, “cambiar de una forma a otra”, “transformarse”. Esta fue una de las ocasiones cuando la divinidad refulgió a través de la humanidad de Jesús, para encontrarse con la gloria celestial.

¿Pero porque se le apareció Moisés y Elías?

Elías fue el que salvó a esa nación en un momento de gran apostasía y crisis.(1Rey cap.16,17,18)

Moisés fue el gran libertador que Dios uso para libertar a Israel de Egipto.(Exo. cap.5-12)

Es importante notar que las Escrituras registran que Elías fue trasladado al cielo sin ver la muerte (ver 2 Rey 2: 11-12) y que Moisés fue sepultado por Jehová (Dt.34:5-6), y resucitado por Cristo y luego llevado al cielo (ver Jud. 9). En ningún momento se dice que eran fantasmas o almas desencarnadas, la Biblia dice Moisés y Elías en persona. El ministerio de Moises es similar al de Cristo, ambos son libertadores de un pueblo, ambos mueren, ambos son resucitados y ambos son llevados al cielo. (Ap.12:1-5)

Pedro dice que eso fue en tipo de la segunda venida.

2 San Pedro 1:
Testigos presenciales de la gloria de Cristo

16 Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.
17 Pues cuando él recibió de Dios Padre honra y gloria, le fue enviada desde la magnífica gloria una voz que decía: Este es mi Hijo amado, en el cual tengo complacencia.
18 Y nosotros oímos esta voz enviada del cielo, cuando estábamos con él en el monte santo.

El hecho de que Moisés y Elías aparecieran con Cristo en esta ocasión no debe ser considerado como una prueba de que todos los muertos justos están en el cielo. Estos dos, el uno resucitado de entre los muertos, y el otro trasladado sin ver la muerte, aparecieron con Jesús, como una representación del glorioso reino en el cual los redimidos de todas las edades estarán con él en gloria (Mat. 25: 31; Col. 3: 4; 1 Tes. 4: 16-17).

La transfiguración de Cristo es una representación de su segunda venida cuando los muertos en Cristo resuciten primero y los vivos serán llevados juntamente con ellos al cielo.

Moisés representa a los que serán resucitados.

1 Tesalonicenses 4:
16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.
17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

Elías representa a los que no verán la muerte y serán llevados vivos, Ap. 14 les llama los 144,000

En el monte de la transfiguración, Moisés atestiguaba la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte. Representaba a aquellos que saldrán del sepulcro en la resurrección de los justos. Elías, que había sido trasladado al cielo sin ver la muerte, representaba a aquellos que estarán viviendo en la tierra cuando venga Cristo por segunda vez, aquellos que serán “transformados, en un momento, en un abrir de ojo, a la final trompeta;” cuando “esto mortal sea vestido de inmortalidad,” y “esto corruptible fuere vestido de incorrupción.” 1 Corintios 15:51-53. Jesús estaba vestido por la luz del cielo, como aparecerá cuando venga “la segunda vez, sin pecado, … para salud.” Porque él vendrá “en la gloria de su Padre con los santos ángeles.” Hebreos 9:28; Marcos 8:38. La promesa que hizo el Salvador a los discípulos quedó cumplida. Sobre el monte, el futuro reino de gloria fué representado en miniatura: Cristo el Rey, Moisés el representante de los santos resucitados, y Elías de los que serán trasladados. – {DTG 390.2}

14 De la mano del Seol los redimiré, los libraré de la muerte. Oh muerte, yo seré tu muerte; y seré tu destrucción, oh Seol; la compasión será escondida de mi vista.(Os.13:14 RV 1960)

3 Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra.(Ap.14:3 RV 1960)

Dos clases de redimidos 1-) los del sepulcro y 2-) de entré los hombres o como dicen otras versiones, de entré los vivos.

Por Rafael Díaz

Comentarios

Comentarios

También podría gustarte Más del autor

1 comentario

  1. alvaro alexander galvis rojas dice

    Excelente material me gustaría q me los enviaran a mi correo todos ya q se me dificulta descargarlo gracias y Dios los bendiga mucho mucho.

Deja un comentario