RESTAURACIÓN DEL SANTUARIO

6

Lee Daniel 8:14. ¿Qué sucedió al final de los 2.300 “tardes y mañanas”?

La frase “tardes y mañanas” refleja el lenguaje de la historia de la Creación, que significa un día (Gén. 1:5, 8, etc.). Implica que Dios, usando su propia fuerza creadora, contrarrestará las actividades destructivas del cuerno y de su ejército. El Creador produce un cambio de situación, que realmente demanda la pregunta de Daniel 8:13.

La respuesta en Daniel 8:14 se puede leer también: “Hasta 2.300 tardes-mañanas, entonces el santo [Santuario] será restaurado [purificado]”. Un estudio de los términos que son paralelos a “restaurar” (de la palabra hebrea zdq) muestra que tiene tres significados principales: en un contexto de relaciones, denota restauración (Isa. 10:22); en el contexto del Santuario, denota limpieza o purificación (Job 4:17; 25:4); y en un contexto legal, denota vindicación (Job 34:5). El mismo verbo se usa para la intervención de Dios en el Juicio, cuando los justos son vindicados, o declarados justos (1 Rey. 8:32; Isa. 50:8). La palabrasanto, que se usa en Daniel 8:14 (a menudo traducida como “Santuario”), también se usa en asociación con personas santas (Dan. 12:7). De hecho, Daniel 8:24 deja claro que el poder del cuerno pequeño, como el poder del cuerno pequeño en Daniel 7, ataca al pueblo “santo” de Dios.

De este modo, la restauración del “santo” (o “Santuario”) en Daniel 8:14 abarca la solución de todos los problemas mencionados anteriormente en la pregunta. No solo se hará el juicio contra el poder del cuerno pequeño, sino el Santuario será purificado, y el pueblo de Dios y el Santuario de Dios llegarán a su condición correcta. Esto tiene un paralelo en lo que sucede en el Día de Expiación levítico (Lev. 16:20, 30).

La palabra para restauración en Daniel 8 equivale al juicio divino en Daniel 7, donde el Juicio se dio a favor de los santos y en contra del malvado poder del cuerno pequeño.

El mundo necesita conocer que la justicia y el Juicio, como se predice en Daniel 8:14, vendrá y que ahora es el tiempo de aceptar la salvación que Jesús nos ofrece.

PyR pg. 406.1

“Mediante otra visión le fue dada luz adicional acerca de los acontecimientos futuros; y fue al final de esta visión cuando Daniel oyó ‘un santo que hablaba; y otro de los santos dijo a aquél que hablaba: ¿Hasta cuándo durará la visión?’ Daniel 8:13. La respuesta que se dio: ‘Hasta dos mil y trescientos días de tarde y mañana; y el santuario será purificado’ (Vers. 14), le llenó de perplejidad. Con fervor solicitó que se le permitiera conocer el significado de la visión. No podía comprender la relación que pudiera haber entre los setenta años de cautiverio, predichos por Jeremías, y los dos mil trescientos años que, según oyó en visión, el visitante celestial anunciaba como habiendo de transcurrir antes de la purificación del santuario. El ángel Gabriel le dio una interpretación parcial; pero cuando el profeta oyó las palabras: ‘La visión … es para muchos días,’ se desmayó. Anota al respecto: ‘Yo Daniel fui quebrantado, y estuve enfermo algunos días: y cuando convalecí, hice el negocio del rey; mas estaba espantado acerca de la visión, y no había quien la entendiese’ (Daniel 8:26, 27).”

Lee Apocalipsis 14:6 y 7.

El mensaje de los tres ángeles

6 Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,
7 diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.

(CBA)

Comentarios

Comentarios

También podría gustarte Más del autor

Deja un comentario